Please feel free to read and cite any document as: Silvia Mariela Méndez Prado, smendez@espol.edu.ec ESPOL Polytechnic University, Escuela Superior Politécnica del Litoral, ESPOL, Faculty of Social Sciences and Humanities, Campus Gustavo Galindo Km 30.5 Vía Perimetral, P.O. Box 09-01-5863, Guayaquil, Ecuador.

lunes, 2 de marzo de 2020

De equidad de género, onomatopeyas y divulgación científica.

Miércoles 19 de febrero de 2020 fue la cita para el primer coloquio de la Red Ecuatoriana de Mujeres científicas en su nodo ESPOL. Profesoras investigadoras politécnicas participaron en el encuentro tratando sus experiencias “De desafío a logro” en cada uno de sus campos.

De las recomendaciones relevadas por ellas para las nóveles investigadoras se destacaron: Seguir su intuición, estructurar la información/datos, y permitir que los puntos se auto-conecten como lo decía Steve Jobs en su teoría de puntos. Esta vez la afirmación no tenia que ver con la perspectiva del pasado o futuro sino de comprender que seguida la intuición en el tema que les interese y apasione, el trabajo estructurado de investigación (método científico) permitiría por si mismo obtener los resultados buscados.

Se mencionó la importancia del trabajo en equipo y sobre las utopías de Eduardo Galeano, las que inspiran e impulsan a avanzar en la búsqueda de mejores resultados, en la realización de sueños y en la concreción de objetivos planteados en diferentes áreas individuales y de grupo.

En esa conversación nutrida de enfoques, consejos y experiencias, recordaba como investigadora una pregunta importante en el registro para ser parte del REMCI: Que significa para ti "Mujeres Ecuatorianas en la Ciencia" y la respuesta un tanto simple y sin el empoderamiento femenino esperado fue:Contribuir a la ciencia desde Ecuador.

REMCI es una red apartidista, independiente, horizontal y sin fines de lucro de mujeres ecuatorianas activas en la academia e investigación de Ecuador y del mundo.

Lo único que venía a mi mente eran las perspectivas del antes y del después de Jobs, prevaimente omitidas, de soltera con “viaje de intrépidas aventureras” de Cristina Morató y de madre, en su descubrimiento de las onomatopeyas en diferentes idiomas, de las canciones infantiles. Entonces,  la historia es de quién la cuenta, de cómo la cuentan más alla de los hechos absolutos acontecidos.

En viajeras intrépidas y aventureras, Morató comenta que  “Se puede conocer la vida de las mujeres piratas, las conquistadoras o a la primera Almiranta; a las institutrices: Lola Montes, Reina de Baviera; a las damas victorianas, a las damas del desierto; a verdaderas pioneras de la aviación; a aventureras que han pasado ya a la historia como Isabelle Eberhart o Alexandra David-Neel... mujeres tan poco conocidas pero con una vida apasionante; auténticas pioneras, religiosas trotamundos como EGERIA, la primera viajera a finales de siglo IV, a las misioneras del Tibet..” 

Al leerlo se puede encontrar el lado femenino de las grandes conquistas. Muchas de ellas empezaron antes de Cristóbal Colon, hacedoras de la historia y contribuyentes en el conocimiento geográfico y científico por lo que ganaron con esfuerzo un espacio en la real sociedad geográfica: Mary Kingsley famosa etnóloga, Margareth Fountaine por  su aporte de una  colección de 20 mil ejemplares de mariposas tomadas de diversos rincones del mundo, Ida Pfeiffer renunciando a su vida de perfecta ama de casa y que diera dos veces la vuelta al mundo. 

Unas jóvenes, otras de edad avanzada y gran vitalidad, con o sin recursos, audaces y enigmáticas pero con el afán de búsqueda, posición activa de los que aprovechan cada minuto de vida. 

En las onomatopeyas(imitación lingüística de un sonido natural o cualquier otro acto acústico no discursivo) de las canciones infantiles por ejemplo se destaca que los perros hacen en español «guau guau», en Japón «wan wan» y en Corea del Sur«mung mung»; y que ños gallosen español  hacen «kikiriki», en Reino Unido«cockadoodledo», en Taiwan«ko ko koi ko ko koi», y extranamente en el mundo árabe, «bak bakbvagiir«.

La historia es de quién la cuenta, de cómo la cuentan más alla de los hechos absolutos acontecidos.En la época del open source y de la agilidad y facilidad para pronunciarse y compartir un punto de vista. Este es el momento para aportar otra perspectiva de la historia, sin duda más completa de lo que hemos venido leyendo hasta hoy.

Sin caer en reduccionismos, atípicos en la divulgación científica,  si la historia depende de quien la cuente como en las intrépidas aventureras y de la forma en que se escucha al igual que las onomatopeyas; entonces , el trabajo que viene realizando REMCI dentro de Ecuador es por demás loable y preciso. El esfuerzo de unir personas, más que mujeres, y de que se pueda conocer su contribución, sus resultados y logros nos permiten como audiencia celebrar los significativos avances en este campo por seres humanos valiosos cuya historia ha sido reducida y probablemente olvidada. 

-Izq- a Der.-Emérita Delgado (FIMCP)Carlos Monsalve (DECINV), Ariana Del Pino (FADCOM), Migdalia Miranda (CIBE), Cecilia Paredes (Rectora), Mariela Méndez (FCSH)Nela Pastuizaca (CoordREMCI-ESPOL), Carmen Vaca (FIEC)Nardy Diez(FCV),Bonny Bayot (CENAIM)Gabriela Agurto (CoordREMCI-ESPOL).

Por:     Mariela Méndez Prado* 
Facultad de Ciencias Sociales y Humanísticas de ESPOL
*smendez@espol.edu.ec

PALABRAS CLAVES: 
ü  ESPOL
ü  Investigación cientifica
ü  REMCI
ü  Onomatopeyas
ü  Divulgación científica
ü  Equidad de género 
TIPS
·      La historia es de quién la cuenta, de cómo la cuentan más alla de los hechos absolutos acontecidos.
·     el trabajo que viene realizando REMCI dentro de Ecuador es por demás loable y preciso
·     Contribuir a la ciencia desde Ecuador.
·     Trabajo científico  es óptimo en equipo
·     Para incursionar en investigación: Seguir su intuición, estructurar la información/datos, y permitir que los puntos se auto-conecten
 Escribir el sumario AQUI escribir el el resto del post aquí

No hay comentarios: