English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 22 de agosto de 2014

La oportunidad que BRICS puede ofrecer a UNASUR


El 16 de julio se llevó a cabo en Brasilia una reunión sin precedentes entre los jefes de estado de los países BRICS y Unasur convocada por Brasil. Asistieron todos los presidentes sudamericanos y fueron enfáticos en saludar la creación del Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS con sede en Shanghái, China y el mecanismo de contingencia de reservas.

Luego de la firma del Banco de los BRICS, aún faltan varios pasos para formalizar su puesta en marcha. El Nuevo Banco de Desarrollo cuenta con un capital autorizado de $100 mil millones, apenas cinco veces más que lo planteado por países de Unasur para el capital de su Banco del Sur.

Publicado por Revista Gestión, agosto 2014: Ver Artículo



 Respecto al mecanismo de contingencia de reservas, también por $100 mil millones, no llega a desprenderse de la vieja arquitectura financiera, pues condiciona 70% del acceso a dichos fondos a un aval del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Según entrevista de la autora con Andrés Arauz, viceministro de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (SENPLADES), asistente a la reunión, el mecanismo de contingencia de reservas de los BRICS no es un tratado internacional, no tiene estructura permanente, ni resta protagonismo al dólar estadounidense; pero sí ordena a los bancos centrales a establecer una malla de compensación y liquidación, lo cual abre la esperanza para que en el futuro se establezca una unidad de cuenta multilateral y abrir canales transaccionales sin que tengan que pasar por la Reserva Federal de Nueva York.

La intervención del Presidente ecuatoriano en esa reunión, dijo Arauz, se enfocó en: 1) proponer un sistema de pagos multilateral que no pase por EEUU y donde no se transfiera riqueza a dicho país, 2) denunciar las prácticas neocoloniales del GAFI, 3) denunciar la inconsistencia de enfoque de los países desarrollados con relación a sus propios paraísos fiscales y 4) arremeter contra los arbitrajes en el marco de los Tratados Bilaterales de Protección de Inversiones, particularmente el caso Chevron. Recalcó que esta nueva arquitectura financiera internacional que están construyendo los Brics fue propuesta por Ecuador a nivel de Unasur pero los países parte este organismo han sido muy lentos en avanzar. Finalmente, el Presidente invitó a los países de Unasur a la inauguración de la Sede de la UNASUR en la Mitad del Mundo el 21 de noviembre de 2014.

Según lo informado por el viceministro, las intervenciones de los Jefes de Estado Brics-Unasur se centraron en temas de gobernanza internacional, particularmente en temas de índole de nueva arquitectura financiera internacional:

La Presidenta de Argentina explicó en detalle el caso de los fondos buitre y criticó el poder del capital financiero especulativo internacional. La Presidenta de Brasil se solidarizó con Argentina afirmando que los fondos buitres son un precedente nefasto para el sistema mundial y que es necesario trabajar para evitar “décadas perdidas” generadas por crisis financieras. El Presidente de Uruguay criticó la dependencia financiera de nuestros países como la peor pesadilla de nuestro tiempo y criticó al dólar como unidad monetaria mundial. El Presidente de Venezuela criticó que el capital financiero gobierne la globalización y propuso la alianza Brics-Unasur y en concreto ejecutar  la alianza Banco Brics-Banco del Sur.

Por su parte, el Presidente de China invitó a la implementación  de un modelo de desarrollo soberano de los países para cimentar pilares de crecimiento;  se solidarizó con Argentina y se ofreció para apoyar la integración de Unasur. El presidente chino mostró interés en la cooperación económica y comercial de beneficio mutuo para las ganancias compartidas; realizó un fuerte énfasis en infraestructura para la integración y en el fortalecimiento del talento humano. El Presidente de Rusia solicitó la democratización de la gobernanza mundial. Con relación a Sudamérica, planteó la cooperación en comercio, inversión y energía, así como el desarrollo de una agenda espacial.

Finalmente, el Presidente de Sudáfrica enfatizó el rol protagónico que tiene el Ecuador en presidir la cumbre del 2016 de la Asociación África-Sudamérica. Resaltó los amplios espacios de cooperación y alianza estratégica bicontinental que se pueden generar.

Reunión Celac-China

En ese mismo espacio de reuniones con representantes de varios países, al día siguiente, el 17 de julio se realizó la reunión formal Celac-China. Esta reunión contó con una Declaración Conjunta y con la creación formal del Foro de Cooperación Celac-China. China inició tomando la palabra con una oferta de cooperación concreta y estratégica, con metas en tiempos definidos.

En particular, el país asiático ofreció un esquema de cooperación denominado 1+3+6: diseñar un plan de cooperación a mediano plazo; tres motores del crecimiento económico (comercio, inversiones y cooperación financiera); seis áreas de cooperación que abordan campos desde la infraestructura hasta la cooperación política pasando por educación, innovación y productividad.

Desafío del Ecuador en la relación Brics-Unasur

Considero que el Ecuador que tuvo la iniciativa de creación de la Nueva Arquitectura Financiera Regional en Unasur tiene ahora el desafío, junto a sus pares, de tratar de persuadir a los Brics para que puedan ayudar al impulso que Unasur requiere para convertirse en un par regional activo.

Paralelo a ello, en estos dos años de consolidación del Banco de los Brics como se lo planteara la Unasur en su momento, hay esperanza para la nueva arquitectura regional financiera del Sur, pese a que han transcurrido seis años de espera para su implementación, entre otras causas, por la falta de voluntad de algunos de sus miembros y de aportes en efectivo para concretarlo.

Al igual como Venezuela lo propuso y el presidente ecuatoriano lo defendió en su intervención en la reunión Brics-Unasur de julio 2014, aquí mencionada, el Banco de los Brics puede participar alternativamente de tres formas para fomentar la activación del Banco del Sur:
  •  Banco del Sur como banca de segundo piso de los Fondos Brics, colocando los recursos otorgados por Brics y manteniendo la soberanía para la asignación y políticas de administración.
  • Brics como acreedor del Banco del Sur o como socio en financiamiento sindicado para la activación de sus operaciones en la región.
  •  Brics como participantes del Fondo del Sur, adherido voluntario que invierte sus recursos como parte activa.
En estas tres alternativas propuestas para contribuir a activar el Banco del Sur, los Brics cumplirían el objetivo de cooperación con los países sudamericanos, garantizando su autonomía y la remuneración de sus recursos; pero también, en el desarrollo de bloques regionales que permitan generar los espacios ordenados y con soberanía que se requieren para una arquitectura financiera regional saludable.

Solo resta esperar la intervención oportuna de los representantes oficiales de cada bloque regional con miras a lograr ese desarrollado equilibrado que ofrece este nuevo contexto de activación de los Brics.


 (*) Profesora de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanísticas de ESPOL. smendez@espol.edu.ec

2 comentarios:

Hugo Arias dijo...

Los BRICS surgen como contrapoder frente al poder hegemónico de EEUU a lo largo del s XX, debilitado en el siglo XXI pese a su fuerte alianza con la la Unión Europea.

La pregunta es saber si este contrapoder naciente de los BRICS tiene en la mira la construcción de un nuevo modelo económico, social y ambiental orientado al bienestar (buen vivir) de las personas o mantiene el mismo patrón de acumulación del capital del que queremos liberarnos, esta vez con nuevo amo.

Hugo Arias dijo...

Los BRICS surgen como contrapoder frente al poder hegemónico de EEUU a lo largo del s XX, debilitado en el siglo XXI pese a su fuerte alianza con la la Unión Europea.

La pregunta es saber si este contrapoder naciente de los BRICS tiene en la mira la construcción de un nuevo modelo económico, social y ambiental orientado al bienestar (buen vivir) de las personas o mantiene el mismo patrón de acumulación del capital del que queremos liberarnos, esta vez con nuevo amo.