English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 21 de noviembre de 2013

Presencia universitaria y tecnologías integradoras


Los controles de asistencia universitario son para muchos administradores educativos  un tema clave en el desarrollo ordenado de sus actividades, procurando disminuir los niveles de ausentismo de los docentes y de los estudiantes, y en muchas instituciones educativas universitarias del país, el control con listados y reportes manuales -generalizado en su uso- demanda recursos y es poco efectivo y práctico al momento de cuadrar los datos así como, de generar evaluaciones con ellos.

Existen  en Guayaquil y Quito, algunas universidades innovadoras que llevan el control de asistencia mediante un software integrado con acceso de un monitor por aula en la que el docente puede marcar su ingreso hasta un rango de tiempo permitido y debe también tomar la asistencia de sus estudiantes, todos ellos reportados a un sistema centralizado de control de asistencia tanto para docentes como para estudiantes, lo que les permite generar una diversidad de indicadores de desempeño individuales y de grupo.

Publicado por Revista Gestión, ene 2014: Ver Artículo

Una propuesta alternativa  a lo descrito podría ser el control de asistencia sólo a los estudiantes, descargándole esa responsabilidad al docente y asumiendo ese control, mediante un sistema web, la administración central de la unidad académica, por lo que al monitorear a los estudiantes, de manera indirecta se reconocen a los docentes que asisten a clases regularmente.

Como antecedente que permita comprender un poco más la necesidad de estos controles, se comparten las  estadísticas levantadas en una Facultad durante octubre 2011 a septiembre 2013, el equivalente a cuatro términos académicos, en las que se concluyó que:

Tipo
Término
2011-II
2012-I
2012-II
2013-I
PROMEDIO
A
# Paralelos planificados
241
248
246
241
244
B
# Paralelos que han registrado al menos una falta
138
112
171
128
137.25
C
% Paralelos que registraron al menos una falta
57.26%
45.16%
69.51%
53.11%
56.26%
D
# Profesores planificados
101
85
84
80
87.5
E
# Profesores que han registrado al menos una falta
70
53
76
56
64
F
% Profesores que han registrado al menos una falta
69.31%
62.35%
90.48%
70.00%
73.03%
G
# Horas Totales Planificadas*
12,810
13,160
12,852
12,796
12,905
H
# Horas Falta en cada término académico

735
607
776
641
690
K
% Horas Falta en cada término académico
5.74%
4.61%
6.04%
5.01%
5.35%
I
# Horas No Recuperadas
95
56
64
62
69.25
J
% Horas No Recuperadas sobre el total de horas planificadas
0.74%
0.43%
0.50%
0.48%
0.54%
*Tomadas del literal a) número de paralelos planificados y multiplicados por cursos de 4h y de 3h
Fuente: Reportes de faltas docentes por término académico desde octubre 2011 hasta septiembre 2013.
Elaborado por: La autora

·       De los 244 paralelos promedio que se administraron, en al menos 137 se registraron faltas, es decir el 56% de los paralelos no se desarrollaron de manera regular.

·       De los 87.5 docentes promedio con los que desarrollaban las clases al menos 64 profesores o el 73% faltaron al menos a 1 clase y con ello el curso vió alterado su forma regular de desarrollo.

·       En suma de las 13 mil horas impartidas de clases promedio por término académico al menos 700 se dieron  en horarios diferentes, el 5.75% del total y este comportamiento se concentró en 64/87.5 docentes o el 73% de la planta total.

·       Pese a todos los esfuerzos de control al menos 70 horas -0.54% del total- nunca fueron recuperadas y los esfuerzos por completar el programa tampoco dieron sus frutos.

Estos resultados pese a su extensión, son positivos porque se levantaron en paralelo a la implementación de un sistema de control de asistencia a los docentes como corolario a la preocupación de altos niveles de ausentismo de ambos grupos. Es decir, sin ese sistema de control los resultados de ausentismo pudieron ser mayores.

Adicional a este desempeño en la asistencia de docentes,  existía también la preocupación sobre los niveles bajos de reporte que los docentes debían hacer sobre la reprobación por faltas de estudiantes, en gran medida porque los profesores no desean tomar asistencia por el tiempo de dedicación que les demanda o porque lo consideran innecesario, pero al final del término académico esto se traducía en evaluaciones a docentes poco fidedignas –porque no asistieron a todas las clases los estudiantes evaluadores- y los niveles de desempeño académico de los estudiantes mermados debido a esas ausencias.

Luego de 4 períodos académicos  de levantamientos de estadísticas que permitieran observar su comportamiento de asistencia y bajo   el marco de  inconformidad de los docentes en sentirse controlados, de no conocer a ciencia cierta los niveles de ausentismo de los estudiantes y sobre todo: de no poder discriminar a los estudiantes que asistiendo a clases puedan dar una opinión completa del desempeño del docente, se propone una alternativa de solución que puede ser el control interactivo de asistencia a estudiantes, un sistema centralizado en la administración académica que permita conocer en tiempo real: su desempeño y generar con ello, indicadores de gestión.

La forma de toma de datos puede ser desde la más básica con el uso de clickers, huellas digitales, netbooks/laptops en redes de internet inalámbricas o hasta smartphones como se vienen realizando en otras universidades a nivel internacional.

·       El clicker es un dispositivo que se usa desde los años 40 y desde finales de los 80 en Estados Unidos se incorporó como un mecanismo de participación en clases de grandes grupos de tal manera que el docente además de realizar preguntas cerradas de si o no, acuerdo o desacuerdo pudiera con ello levantar datos en clases sobre comportamientos y estudios específicos.

La propuesta de aplicación sería, para este caso que se solicite al estudiantes su compra (escenario no deseado por ellos pero que se aplica en otras universidades donde su adquisición es requerida al ingreso a la universidad) o la universidad lo compre y lo mantenga censado dentro de su inventario  y con ello se pueda ubicar un clicker por cada estudiante empadronado que funcione como localizador y medio de transmisión de datos.

El costo de estos clickers varía y pueden ir desde los USD 5 hasta los USD 20, dependiendo el volumen y quién lo compre.

·       En universidades inglesas por ejemplo, el control de asistencia se realiza por huella digital, en el que se registra el ingreso conforme a su llegada, pero éste solo apunta al control del número de personas por clase pero no permite la interacción como lo harían los otros medios, aquí propuestos, debido a que los puntos de conexión son limitados por su costo, un  lector por aula o bloque de aulas.

·       En entidades universitarios con conexiones inalámbricas robustas y con amplia difusión para el uso de portátiles: tablets, netbooks, laptops el acceso vía web desde un portátil reemplazaría al clicker, superándolo por la amplitud de información que podría levantarse ya no solo limitado a preguntas cerradas sino a una participación realmente interactiva en sistemas web.

Esto sería factible si se solicitara el uso de un portátil de cualquiera de estos tipos por estudiante, lo cual además de permitir levantar información sobre asistencias que es la razón de ser de este artículo, reduciría los niveles de uso de laboratorios para aplicaciones office básicas y entre otros, disminuiría los niveles de contaminación por el uso de papel.

·       Como alternativa previa a ésta última, existe la posibilidad de que sin que sea obligatorio y casi por tendencia natural, los jóvenes se inclinan hacia la adquisición de smartphones y en ello algunas universidades han visto su potencial de uso para este fin, de control de asistencia y permisos de acceso  general a instalaciones universitarias. El Smartphone serviría como reemplazo del clicker o la portátil.

Sea cualquiera de estos 4 mecanismos de conexión por lo que se opte,  que en gran medida  dependerá de: la composición socioeconómica de sus integrantes, del enfoque de la dirección de la administración educativa que lo evalúe y la consideración de las restricciones legales del entorno para exigir su uso, su implementación generará mejoras en la administración, por su carácter integrador y por la posibilidad de levantar datos, tan importantes como su razón de ser.

Contando con un dispositivo empadronado, es decir el dispositivo #181 para el estudiante #181, la administración central de la institución educativa estará en posibilidad de solicitar que transcurrido, por ejemplo, el primer tercio de la clase, el docente solicite a sus estudiantes marcar su asistencia y con ello indirectamente se conocerá que el docente se encuentra en la clase y su verificación  es sencilla mediante los localizadores incorporados en cualquiera de estas tecnologías.

Automáticamente las señales se enviarían al sistema de control central y con ello se podrían obtener estadísticas como:

1.     Si el docente asistió a clases,  como un resultado del reporte de asistencia de su grupo de estudiantes.
a.     Con ello se evitaría solicitarle  al docente  que marque su hora de entrada y salida por clase y el avance se puede hacerlo de manera complementaria e independiente, lo cual serviría como confrontación y verificación de datos.
b.     Se ahorraría el tiempo dedicado a la toma de asistencia que para algunos docentes puede tomar hasta 10 minutos de su clase.
c.      Los reportes de avances de clases pueden ser online y posteriores a su desarrollo inclusive, además que hay que recordar  que existen mecanismos complementarios para controlar sus avances como el trabajo por área, que en muchos de los casos queda cubierto cuando las pruebas son estandarizadas.

2.     Si el estudiante asistió a clases como resultado de su participación activa con el dispositivo seleccionado.
a.     Se pueden generar reportes individuales y grupales de asistencia que muestren su desempeño acumulado.
b.     Se puede obtener un reporte por estudiante que muestre su comportamiento de asistencia histórico en esa materia y en todas las materias tomadas.
c.      Se pueden comunicar alarmas/avisos para los que estén por perder la materia por inasistencias.

3.     Mejorarían los niveles de evaluación del desempeño académico y de la administración  educativa porque se pueden discriminar criterios en función de sus asistencia:
a.     Permitiría que solo los estudiantes que asistieron al 100% -o porcentaje a discreción requerido por la administración- de las clases puedan evaluar al profesor.
b.     Se aumentarían los niveles de fidelidad de los resultados de aprendizaje cruzados con sus niveles de asistencia.
c.      Facilitaría levantar estadísticas  para el estudio de comportamientos como la asistencia a clases por áreas, edades, género y otras variables necesarias en las modelaciones que una universidad dedicada a la investigación se proponga.

Existen casos conocidos en la web como el de  la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), el Banco Santander y de Vodafone España que planteaban  desarrollar un piloto de seis meses  con la aplicación de smartphones, y como el de Samsung que , también en España.
Empresas de telefonía, financieras e instituciones educativas se asocian para poder llevar pilotos de control con los smartphones, este control vá más allá de la asistencia a clases o de su participación en el desarrollo de la cátedra, se procura controlar el acceso a los servicios e instalaciones universitarias: biblioteca, laboratorios, parqueaderos, buses, etc.
La tecnología usada para el proyecto español es la misma que para el pago con telefonía celular, Near Field Communications (NFC), donde la información se almacena en la tarjeta SIM de los universitarios y con ello se acreditan en las instalaciones antes citadas, desde pagar el bus, reportar su asistencia al aula, acceder al parqueadero, bibliotecas, etc.
El nivel de amplitud o cobertura que se le quiera dar a esta idea en Ecuador dependerá de la visión de la administración educativa, de los medios y partners que se sumen a la idea para generar pilotos propios.

Para muchos estudiantes en el caso del control con Smartphone donde su tarjeta SIM o su IP sirva para controlar en que parte del campus se encuentran no será para nada cómodo, pero lo cierto es que en la actualidad y ya como una opción de FB –facebook- y otras aplicaciones, el localizador o indicador de dónde te encuentras ya es una práctica diaria, por lo que en esta propuesta solo se estaría ampliando su uso para poder gestionar de mejor manera los recursos y actividades que dentro de la universidad se desarrollan.

Las tecnologías integradoras y su implementación actuarían con ello,  como facilitadores para el monitoreo y reporte   de la presencia de las personas, en los espacios requeridos.

escribir el el resto del post aquí

No hay comentarios: