English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 10 de abril de 2010

UNA VIDA QUE SALVA 50 VIDAS: Más vida después de ella

Basado en la propuesta de mayor difusión al tema de donación de órganos en Ecuador, el artículo muestra un análisis de estadísticas de donaciones y el impacto que estas  generan en el mejoramiento de los índices de calidad de vida. Se revisan los costos y  el mercado del comercio de órganos.

Publicado por Revista GESTIÓN, Mayo 2010. Ver artículo

Según especialistas el trasplante de órganos es el avance terapéutico de mayor trascendencia en los últimos 50 años, ya que desde su primera aplicación se siguen salvando vidas, a través de la donación (cesión) de órganos y tejidos la cual se define como el acto de dar algo de sí mismo a otro sujeto que lo requiere.


El trasplante (acción médica) consiste en transferir un órgano o tejido dentro del mismo cuerpo del individuo o hacia otro para reemplazar la función que llevaban originalmente, luego de haber presentado los "originales" algún tipo de disfunción.

Tanto el acto de ceder como la actividad de trasplantar son procesos que involucran aspectos médicos, sociales, psicológicos, legales, éticos, etc.

España es el país líder en número de donaciones y trasplantes con cifras entre 33 y 35 pmp- por millón de población- en los últimos años, por ello el conjunto de medidas tomadas por los españoles para mejorar la donación de órganos denominado "Spanish Model", tiene aceptación y seguimiento en países latinoamericanos con miras a crear mayores incentivos para el desarrollo de esta actividad en la región.

Muchos especialistas sostienen que los tejidos y órganos de una sola persona pueden salvar a otras 50 después de que ésta haya fallecido, considerando que entre los principales órganos y tejidos que pueden ser donados son: los riñones, el corazón, el hígado, el páncreas, los intestinos, los pulmones, la piel, los huesos, la médula ósea y la córnea.

En el Ecuador esta práctica fue legalizada en el año 1994 mediante la “Ley de Trasplantes de Órganos y Tejidos, LTOT” y desde 1999 el Ministerio de Salud creó la Organización Nacional de Trasplante de Órganos y Tejidos (ONTOT), que hace el seguimiento de las políticas nacionales para los trasplantes y controla el cumplimiento de las normas bioéticas en ellos.

En materia de trasplantes hay algunas clasificaciones a considerar, de las cuales se cita la siguiente para conocimiento general:

Autotrasplantes. En ellos se utiliza el tejido del propio individuo, es decir, donador y receptor son la misma persona.

Isotrasplantes. Este tipo de trasplante se da entre gemelos idénticos, es decir, cuando donador y receptor son genéticamente idénticos.

Alotrasplantes. En este trasplante, el donador y el receptor pertenecen a la misma especie, pero genéticamente son diferentes.

Xenotrasplantes. Es el trasplante de órganos, tejidos o células de una especie a otra. Es decir, la utilización de órganos de animales para su implantación en el hombre.

A nivel internacional, Ecuador forma parte de la Red/Consejo Iberoamericano de Donación y Trasplante (RCIDT) y The Transplantation Society of Latin America and the Caribbean.

Según la LTOT, un trasplante es el reemplazo con fines terapéuticos de componentes anatómicos en una persona, por otros iguales y funcionales, provenientes del mismo receptor o de un donante vivo o muerto. Siendo los componentes anatómicos: los órganos, tejidos, células y, en general, todas las partes que constituyen el organismo humano.

Así, una persona puede ser un donante voluntario en vida o después de su muerte siempre y cuando cumpla con los requerimientos respectivos estipulados en la ley: Primero, que el donante sea mayor de edad y esté en goce de plenas facultades mentales y con un estado de salud adecuado; segundo, que el donante y el receptor hayan sido previamente informados de las posibles consecuencias del trasplante y otorguen su consentimiento en forma escrita, libre, consiente y desinteresada; tercero, que el receptor sea una persona previamente determinada; y cuarto, que la extracción del órgano no implique para el donante riesgo de incapacidad funcional temporal o permanente.

No todas las personas que fallecen pueden ser donadoras de órganos, se requiere una evaluación médica minuciosa de las condiciones del cuerpo y de cada órgano en específico. Si la muerte es por paro cardiaco respiratorio en la mayoría de los casos se puede obtener tejidos, si la muerte es cerebral se pueden obtener órganos y tejidos.

El primer trasplante que se hizo en México fue el de un riñón en 1963. A finales de los 80s, 100 hospitales en México ya realizaban trasplantes. Hasta agosto 2007 se han realizado 48,750 trasplantes. Los hospitales autorizados llevan el registro de cuántas personas mueren y pueden ser potenciales donadores; a cuántos de estos se les lleva la solicitud de donación porque ya se evaluó que pueden ser donadores y luego, de esos, de cuántos se obtiene la donación.

Estas estadísticas solo incluyen a las personas que esperan un órgano de donación cadavérica, puesto que los pacientes que tienen posibilidad de recibirlo de un familiar no se contabilizan, por lo que el número de beneficiados o demandantes de trasplantes puede ser mayor.

El riñón es el órgano más solicitado y el que más se trasplanta en ese país con un costo aproximado de 15 mil dólares; no obstante, una vez hecho el trasplante el tratamiento únicamente se limita a los medicamentos necesarios para evitar el rechazo.

La Organización Mundial de la Salud OMS expide los Principios Rectores sobre Trasplante de Células, Tejidos y Órganos Humanos con el fin de proporcionar un marco ordenado, ético, y aceptable para la adquisición de células, tejidos y órganos humanos con fines terapéuticos.

El comercio de órganos (turismo de órganos) está terminantemente prohibido y penalizado a nivel mundial. El nivel de sanciones depende de los estatutos de cada país, este delito se penaliza con uno a tres años de prisión en Ecuador.

En nuestro país, aunque la cultura de donación de órganos se ha ido incrementando a través de los años, sus niveles son bastantes modestos, lo que obliga al uso de la medida “Por Millón de Población” (pmp). Es así que de acuerdo a estadísticas de la Organización Nacional de Trasplantes y del Grupo Punta Cana de Coordinadores de Trasplantes, En el Ecuador, se reflejan 0,5 trasplantes pmp en el 2003 y 0,9 pmp en el 2008, los niveles son casi incipientes salvo las estadísticas del 2006 que muestran una mayor actividad llegando a 5,60 pmp.

Los países integrantes de estas estadísticas son: México, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Colombia, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Brasil, Perú, Paraguay, Uruguay, Argentina y Chile, Cuba, República Dominicana y Puerto Rico.

Revisado este desempeño en términos comparativos con Latinoamérica, en el 2003 la tasa es de 3,8 y en el 2009 llega a 5.8 pmp lo que supone un mayor nivel de desarrollo a nivel regional liderado por Argentina.

Según Newsletter Trasplant en el 2009, España como líder en trasplantes muestra 34,2 pmp, seguido de Portugal por 26,7 pmp, Reino Unido por 14,2 pmp y de ellos el que mejor seguimiento representaría es Argentina con 12,5 pmp, según estadísticas del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI), dependiente del Ministerio de Salud de la Nación.

Las estadísticas de Latinoamérica y el Caribe, según The Transplantation Society of Latin America and the Caribbean, demuestran que en todos ellos se han realizado trasplantes de riñón. Trasplantes de órganos como: el corazón, hígado, páncreas, pulmones e intestinos, solo se realizan en 14, 13, 8 y 5 países de los 20 respectivamente, es decir el trasplante de intestinos es el que menos frecuencia tiene.

La oferta de órganos es muy superada de la demanda de los mismos.
En Latinoamérica y el Caribe la cobertura de la oferta de órganos es menor al 30% de lo que se requiere. La demanda en Latinoamérica de riñones, hígados, corazones, pulmones y páncreas en el 2008 fue de 60, 25, 6, 6 y 3 pmp respectivamente. (Considerando que la población en el área es de 552 millones en el 2008).

En Latinoamérica el país con mayor cantidad de donantes de órganos es Argentina, que ha tomado con mayor rigor el modelo español; seguido por Brasil en donde se han especializado mucho de los doctores de la región, incluido el Dr. Frans Zerpa quien dirigió el primer trasplante de hígado en Ecuador en los últimos meses.

En el Ecuador hasta el año pasado, solo se realizaban principalmente trasplantes de riñón y córneas debido no solamente a la falta de infraestructura e inversión y financiamiento, sino también a que no existían los profesionales para realizarlo, según medios. En el 2009 y en los primeros meses de este año se realizaron los primeros trasplantes de hígado por especialistas ecuatorianos.

Los costos de un trasplante son muy elevados, esto junto a los pocos donantes que existen en el país hace que el proceso para realizarse sea muy largo y penoso. En el Ecuador, el Estado asume desde el año 2009 los costos de los trasplantes siempre y cuando el paciente sea el primero de la lista de espera que tiene la ONTOT.

Según referencias de mercado, un trasplante de hígado tiene un costo de US$40,000 en nuestro país, US$ 85,000 en Colombia, US$ 90,000 en Argentina y aproximadamente: US$ 450,000 en Estados Unidos; mientras que un trasplante de riñón el más frecuente, tiene un costo de US$15,000 en México; pero, es el trasplante de corazón el que supera estas referencias de precios, llegando a costar hasta USD 1,000,000 en EE.UU.

Hasta ahora los precios listados corresponden sólo a la operación de trasplante, y no a su tratamiento médico posterior como lo son los medicamentos para combatir el rechazo natural del organismo 'extraño'.

Por otra parte, si el paciente no cuenta con el órgano, existe un mercado negro, sancionado por ley, que lo oferta cuyo precio puede ser incalculable tanto como la necesidad de la persona que lo solicite y de quién se lo oferte. En un estudio realizado por el International Registry of Organ Donation and Transplantation, se cita que muchos de estos “comerciantes” son incluso doctores que ofrecen el paquete completo con la cirugía incluida.

«La inexistencia de legislación sobre donación y trasplante de órganos, o su laxismo, fomenta la comercialización y el turismo de trasplante», dijo el Dr. Luc Noel, responsable de las cuestiones relativas a los trasplantes en la OMS. «Si todos los países se pusieran de acuerdo sobre un planteamiento común y detuvieran la explotación comercial, el acceso sería más equitativo y habría menos tragedias sanitarias.»
Según estimaciones recientes comunicadas a la OMS por 98 países, el órgano con más demanda es el riñón. En 2005 se trasplantaron 66 000, lo que representa sólo el 10% de la demanda estimada. Ese mismo año se trasplantaron 21 000 hígados y 6000 corazones. Aunque aumenta el número de trasplantes de riñón y de hígado, también aumenta la demanda, que aún no se puede atender.

La única manera de combatir el comercio de órganos es incentivando a que las persona se conviertan en donadores voluntarios de modo que la demanda pueda ser satisfecha, salvando más vidas que las que solo pueden serlo pagando por ello.

En 2004, en Cleveland, Estados Unidos, Connie Culp recibió un disparo en su cara dejándole un agujero. En una operación posterior que duró 22 horas, recibió un nuevo rostro que provino de una persona que había muerto, reemplazando 80 por ciento de la cara con huesos, músculos, nervios, piel y vasos sanguíneos. Es el cuarto trasplante de su tipo en el mundo.

Este es un modelo tridimensional que proporciona la clínica en su página de Internet, que puede ser visto en la siguiente dirección: www.clevelandclinic.org/lp/face_transplant/default.htm

Un caso de donación en vida

Olga es una joven mujer de 37 anos diagnosticada con insuficiencia renal desde sus 12 anos, lo que le represento dedicar 3 días por semana, alrededor de 4 horas cada vez para realizar la hemodiálisis, procedimiento que permitía realizar la limpieza de la sangre función que sus riñones dejaron de realizar.

Se mantuvo en espera por trece años hasta poder realizar la operación en Ecuador. Eligio operarse en el Hospital Metropolitano el mismo que comenzó a hacer trasplantes de riñón alrededor de inicios de los noventa. Se trasplantó con éxito hace 5 anos por un costo de US$ 15,000 aproximadamente, el órgano fue cedido por su hermano Jaime sin que esta falta le afecte a él pues una persona puede vivir con un riñón en una vida sin excesos.

Como afiliada al IESS, las medicinas son cubiertas en su totalidad por la seguridad social. Cuando alguien se pregunta por qué las aportaciones al IESS son tan altas y pocos servicios se usan, allí se aplica el concepto de solidaridad social. Si se conoce a un insuficiente renal podrá notar que ellos afortunadamente reciben una ayuda significativa de la institución, pues cada sesión de hemodiálisis en el mercado no deja de costar alrededor de $250, lo que significa US$39,000 anuales solo en este proceso mas todas las medicinas compensatorias que permitan mejorar su calidad de vida. Puede imaginar alguien como pueden hacer las personas de escasos recursos con esta enfermedad?

En el Ecuador, es sencillo convertirse en donante voluntario. Sólo hay que acercarse a las instalaciones de la Organización Nacional de Trasplantes de Órganos y Tejidos y llenar un formulario después de haber cumplido con los requisitos médicos necesarios, (plenas facultades mentales y estado de salud adecuado). Adicionalmente, el carnet de donador puede ser solicitado también en Hospitales, Coordinaciones de Trasplantes hospitalarias, Consejerías de Sanidad/Salud, Oficinas de Coordinación Autonómicas de Trasplantes, Centros de salud, Asociaciones de enfermo entre otras. Visite http://www.ontot.gov.ec/CarnetDonante.php

¿Se animaría usted a considerarlo y contribuir a mejorar las condiciones de vida de otros, inclusive mas allá de su muerte?






2 comentarios:

Anónimo dijo...

Un articulo con interesantes anotaciones e interrogantes

Una vida salva a otra , nadie esta a salvo de una enfermedad.Hoy estamos bien y mañana es incierto ,solo Dios lo sabe .

Saludos

Sandy Quishpillo

Erika dijo...

Hello Miss Mariela!, que gusto poder leer sus articulo a través de este blog. Sin duda alguna me recuerda a sus clases, las cuales extraño muchísimo. No crea que me he olvidado de los conocimientos adquiridos, siempre aparece algún caso donde los tengo que aplicar. No me queda mas sino darles las gracias por compartir de manera excepcional sus experiencias y opiniones.