English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 14 de agosto de 2008

CALIFICADORAS DE RIESGO EN ECUADOR

Luego de conocerse los problemas de seguimiento y calificación por una de las calificadoras de Riesgo en Ecuador. El análisis se centra en cuestionar si es necesario tener 4 o 5 calificadoras en Ecuador cuando en la práctica internacional y en países mucho mas grandes como USA se cuentan con hasta 3. Se analiza el riesgo moral en la operativa de quién te contrata? y a quién calificas? y se comparten experiencias sobre la operativa en otros países con las calificaciones de riesgo requeridas.
Publicado por Revista GESTIÓN, Septiembre del 2008 Ver artículo

Dados los hechos recientes en Ecuador sobre el desempeño de las calificadoras de riesgo, esta vez fue necesario profundizar sobre el mercado de calificadoras para ubicarlas en el contexto global.


Las Calificadoras de Riesgo son compañías especializadas que realizan análisis técnico e independiente sobre la calidad del riesgo crediticio de un emisor o de un valor. Las categorías de calificación que emiten, permiten a los inversionistas diferenciar fácilmente los niveles de riesgo y tomar decisiones según sus requerimientos. Esta última puntualización es necesaria porque una calificación de menor riesgo no siempre es peor, se difunde para que quienes realicen transacciones con la institución o producto conozcan el riesgo que asumen.

Las calificadoras de riesgo crediticio han sido fundamentales en el desarrollo de los mercados de capitales y en la promoción de la transparencia de la información y la cultura de medición del riesgo.

La función de las clasificaciones de riesgo es la de determinar la viabilidad, oportunidad y sobre todo la seguridad de emprender algún tipo de negocio o contrato; en el caso de las calificaciones sobre un país, tiene que ver con su capacidad para cumplir con sus deudas y obligaciones financieras.

En Ecuador, el desarrollo de las calificaciones tiene un antecedente importante entre 1999 -2000 donde luego de un feriado bancario se declaró en quiebra a un grupo de instituciones financieras afectando gravemente la confianza y los depósitos de los ecuatorianos en las instituciones bancarias.

Debido a este acontecimiento se fortaleció el concepto de agencia de garantía de depósitos y se reformó la Ley de Instituciones Financieras, exigiendo la calificación de riesgo con actualizaciones trimestrales a las Instituciones bancarias.

Pese a ello, en estos últimos años han ocurrido quiebras bancarias como el del Banco los Andes y la Mutualista Benalcázar, instituciones declaradas en quiebra habiendo contado con una calificación de riesgo aceptable, cuyos casos se describen a continuación:

Banco los Andes estuvo en proceso de calificación cuando la Superintendencia de Bancos el 11 de Diciembre del 2006 ordenó su liquidación forzosa por incurrir en cesación de pagos con más de 5,900 clientes debido al cierre de sus oficinas carentes de efectivo. Tenía además una disputa con el ente regulador respecto a la composición de su patrimonio inferior al 9% reglamentario debido a la inclusión de un bono falso de 25 millones de dólares dentro de sus activos. Mientras tanto, La calificación de riesgo BBB asignada por Ecuability en diciembre del 2004, identificaba obstáculos manejables a corto plazo.

La Mutualista Benalcázar en mayo del 2008 fue declarada insolvente por la Superintendencia de Bancos procediendo a su cierre inmediato debido a que su nivel de patrimonio técnico era -5.86% y contaba con una calificación de riesgo AA-, sólida financieramente, otorgada por Ecuability. La entidad tenía 65 mil depositantes y 24 proyectos de vivienda. La fiscalía empezó la investigación donde se citó a la representante de la empresa calificadora quien objetó y calificó de apresurada la decisión de la Superintendencia de Compañías, pues indicaba que el problema fue suscitado por USD 40.000.000 que tiene registrado la mutualista en los Fideicomisos de Construcción.

Con estas referencias en el mercado se ha dado cierta desconfianza en las Calificadoras de Riesgo, las que reciben críticas en su desempeño por la falta de profundidad en su análisis, que de mejorarse habría permitido detectar estos efectos a tiempo.

Calificadoras locales e internacionales

La calificación de valores se originó en los Estados Unidos hacia finales del siglo XIX, desarrollándose un sistema de información crediticia utilizado por inversionistas e instituciones financieras. A principios del siglo XX, con el desarrollo de la industria ferroviaria, las empresas de ese sector se convirtieron en las principales emisoras de obligaciones (bonos), hecho que dio pie a la creación de otras empresas dedicadas a estudiar la calidad de dichos instrumentos. En la medida en que el mercado se desarrollaba y la oferta de instrumentos crecía, las agencias calificadoras evolucionaban también, calificando todo tipo de emisiones ofrecidas en el mercado doméstico e internacional. En 1919 la actividad de calificación de riesgos cubría desde los Estados Unidos deudas soberanas de países como Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón, y la República China.
Las tres calificadoras que mantienen la mayor parte del mercado a nivel mundial son: FitchRatings, Moody’s y Standard and Poor’s. De estas 3, solo existe en Ecuador Fitchratings.

Standard & Poor´s tiene dos filiales para América latina, una en México y la otra en Buenos Aires, desde Buenos Aires se atienden los requerimientos de calificación de varios países: Argentina, Chile, Bolivia, Paraguay, Perú, Uruguay. Desde México se atienden los requerimientos de calificación de Centroamérica y el Caribe, Colombia, Ecuador y Venezuela.

En nuestro país existen actualmente cuatro calificadoras de riesgos, tres en la ciudad de Quito y una en la ciudad de Guayaquil que se ocupan del sector bancario, no bancario, de emisión de obligaciones, titularizaciones, etc.

A continuación se detallan las calificadoras de riesgo con sus respectivas franquicias:



El 11 de julio la Superintendencia de Bancos descalificó a la calificadora ECUABILITY S.A. (Asociada con BRC Investor Services S.A. – Colombia), debido a que en la calificación de riesgo global de Mutualista Benalcázar se omitieron hechos relevantes relacionados con dicha entidad, otorgándole una calificación de AA-, cuando luego de la revisión se detectó que existía un patrimonio técnico de -5.86%, quedando así el 45% de las instituciones financieras y públicas a redistribuirse en las calificadoras activas.


La participación de mercado en calificación de riesgo de instituciones financieras y públicas hasta marzo 2008 según Superintendencia de Bancos es la siguiente:



En USA al igual que en Ecuador las calificadoras son independientes, sin afiliación gubernamental, por lo que no existen muchas instituciones, ya que se requieren dos y máximo tres opiniones para calificar a un bono, a una institución financiera, a un país o a un Gobierno. Las calificaciones las solicitan las mismas compañías o instituciones públicas.

Luego del cierre de Ecuability, existen 4 calificadoras que en su momento en cuanto al tamaño de mercado a calificar su justificación en número podría resultar excesiva debido a que se prevé solo una calificación dentro de las exigencias previstas en la ley.

Al mes de marzo del 2008 En Ecuador funcionan 88 instituciones financieras y publicas, que deben ser calificadas como: bancos privados, públicos, sociedades financieras, mutualistas, cooperativas, etc.. Donde las Entidades de Control son la Superintendencia de Bancos y Seguros y la Superintendencia de Compañías.

Luego de la crisis valdría la pena plantearse la necesidad de tener al menos dos opiniones de diferentes instituciones, se mantenga la política de sanción o cierre de la calificadora para asegurar la calidad de los resultados y pensar inclusive en un monitoreo asignado por el ente regulador, una evaluación no solicitada que permita constatar la robustez de la calificación asignada.

Marco de desarrollo

En estos últimos años la ley regula y exige calificación de riesgo a las Instituciones Bancarias, a las empresas que emitan deuda y a sus emisiones:

Según la Ley de Mercado de Valores las sociedades calificadoras se constituirán con capital pagado no inferior a $39,433.50.

Son sujetos de calificación de riesgo todos los valores materia de colocación o negociación en el mercado, inclusive la titularizacion; excepto aquellos emitidos, avalados, aceptados o garantizados por: el Banco Central del Ecuador, el Ministerio de Economía y Finanzas, así como las acciones de sociedades anónimas y demás valores patrimoniales.

Los fondos de inversión administrados no requieren calificación de riesgo, sin embargo, queda a potestad de las administradoras de fondos contratar la calificación de riesgo para los fondos que administre.

Para el caso de valores de giro ordinario del negocio, emitidos, avalados, aceptados o garantizados por instituciones del sistema financiero y de papel comercial, deberá calificarse al emisor en base a su posicionamiento de corto y largo plazo, sin perjuicio de los requisitos adicionales que determine el C.N.V.

Según la Ley de General de Instituciones del Sistema Financiero, año 2007, en el Artículo 180 literal h, la Superintendencia de Bancos debe:

• Mantener un centro de información financiera a disposición del público y establecer los parámetros mínimos para el establecimiento de una escala uniforme de calificaciones.

• La calificación de riesgo se realizará al grupo financiero de manera trimestral con la información financiera entregada a la Superintendencia de Bancos, estados auditados y consolidados del grupo, al cierre del periodo económico.

• La calificación de riesgo será realizada por calificadoras de prestigio internacional, con experiencia en mercados emergentes, calificados con idóneas por la Junta Bancaria, de acuerdo al reglamento que se expedirá para el efecto, dentro de los treinta días siguientes a la vigencia de esta Ley.

• La Superintendencia de Bancos publicará la calificación de riesgo en la prensa a nivel nacional, dentro de los diez primeros días de cada trimestre.

• Las instituciones financieras estarán obligadas a exponer en lugar visible, en todas las dependencias de atención al público, la última calificación de riesgo otorgada. Prohíbase publicar calificaciones de riesgo que no sean realizadas por las calificadoras de riesgo seleccionadas por la Junta Bancaria.

En el Art. 79, de la Ley antes mencionada indica que en el boletín trimestral debe contener resultados generales acerca de la última calificación de sus activos de riesgo, posición de patrimonio técnico e indicadores de solvencia, liquidez, eficiencia y rentabilidad.

En la práctica, varias de estas disposiciones no se cumplen pues las calificaciones se las publica de manera tardía, las instituciones financieras no difunden su calificación de riesgo salvo las que tienen notable desempeño o han experimentado una mejora en su asignación.

Metodologías

Una Calificación de riesgo es una opinión acerca del riesgo y capacidad de pago que se aprecia a una determinada emisión para hacer frente a los vencimientos de capital e intereses en los términos y plazos pactados.

La calificación de riesgo incorpora el análisis cuantitativo y cualitativo de la información disponible, principalmente la proporcionada por el emisor o la institución calificada. Si bien la opinión en gran parte se fundamenta en los estados financieros históricos y proyectados, ésta también incluye el análisis de factores tales como la gestión operativa, la calidad e independencia de la administración, estrategias y controles, el posicionamiento en el mercado, la calidad y origen de la garantía, la prelación de pago, el entorno macroeconómico, la calidad e integridad de la información entre otros factores.

La Ley de Mercado de valores ecuatoriana especifica lo requerido para las calificaciones de valores de deuda, acciones, cuotas de fondos de inversión y titularizaciones como se muestra a continuación:



Las metodologías usadas por las calificadoras pueden variar dependiendo de la legislación de cada país, pero la mayoría de calificadoras se basan en las metodologías usadas por las calificadoras internacionales, cuando estas son representantes o asociadas a dichas calificadoras.

A continuación se reseña las metodologías usadas internacionalmente:



Respecto a estas diferencias, convendría revisar las metodologías aplicadas a nivel local, para que los parámetros dictaminados por el ente de control permitan un análisis homogéneo y basado en información confiable sin opción a argumentos posteriores como las criticas realizadas a las auditoras por parte de las calificadoras de riesgo, que culpan sobre los informes que estas presentan.

Escala de Calificación

Las calificaciones de riesgo en su lectura nacional cuentan con los niveles relativamente similares a las grandes calificadoras de riesgo globales, aunque su descripción del cuadro siguiente muestra poca claridad en la definición de cada uno de ellos.

Los niveles de menor calificación enuncian ser inferiores a los que preceden y en la extensión de su explicación muestran poca precisión:

Nacionales:



Internacionales:



Percepciones del desempeño de Calificadoras de riesgo:

Según cl.news.yahoo.com, las calificadoras han actuado en forma enteramente pro cíclica, por promover primero inversiones excesivas en los mercados emergentes y luego una salida masiva de capitales. De esta manera, en lugar de atenuar los ciclos financieros, papel que debería desempeñar en los mercados un buen sistema de información, han tendido a agudizarlos. Muestra de ellos son las crisis de varias naciones asiáticas en 1997, ratificadas por la crisis de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos y los problemas que acosan a los grandes bancos de inversión.

Se dice que la lenta reacción de las agencias que se dedican a medir el riesgo de invertir, es en parte causante de la actual volatilidad de los mercados, en tanto que analistas económicos determinan que el problema más complicado es el incentivo de contratación: “los que pagan por las calificaciones son los emisores y no los inversores”. Y el emisor quiere buscar la calificadora que le ponga el mejor rating.

En una declaración, sobre el desempeño de calificadoras, recientemente el ministro de Finanzas de Holanda, Wouter Bos, dijo que el sector necesitaba más transparencia "Ellas fueron el origen de esta crisis y deberíamos hacer algo. Es una caja negra como estas calificaciones llegaron a la vida, nadie sabe por qué son, qué son, y claramente han fracasado durante los últimos años," afirmó Bos.

Según www.eleconomista.com.mx la SEC (Security Exchange comisión) encuentra defectos en calificadoras de riesgo porque descubrió que analistas clave de las agencias tomaron parte directamente en las discusiones de comisiones con emisores hasta comienzos del 2007, cuando cambió su política.

Se cita como ejemplo a una agencia calificadora que permitió a sus gerentes analíticos senior participar directamente en discusiones de comisiones con emisores hasta comienzos del 2007, cuando cambió su política, dijo el informe de la SEC. Mientras que otra agencia calificadora permitió a sus gerentes analíticos participar de discusiones internas sobre lo que era apropiado para determinar una comisión para un producto en particular.

La SEC ya ha propuesto reglamentaciones para mitigar los conflictos de intereses, tales como la prohibición de que los empleados de una agencia calificadora estructuren el mismo producto que están calificando, reduccion de la dependencia de Wall Street de las calificadoras de crédito, como parte de los cambios impulsados por la crisis de las hipotecas de alto riesgo.

Las agencias calificadoras como Moody’s MCO.N, Standard & Poor’s -una unidad de McGraw-Hill Cos MHP.N- y Fitch Ratings -de Fimalac SA LBCP.PA- han sido responsabilizadas de contribuir a la crisis de las hipotecas al asignar elevadas notas a títulos respaldados por hipotecas, las que luego se deterioraron con rapidez.

Con las crisis, las calificadoras han empezado a rotar a los analistas para evitar una relación más personal. Ahora mismo se está revisando si ese nexo entre los calificadores y las compañías afectó para que esos bonos que eran triple A de la noche a la mañana no valgan nada.

Por su parte en el Ecuador la ley de Mercado de Valores, regula las prohibiciones que las agencias calificadoras de riesgo tienen:

• Dar asesoría para realizar una determinada emisión de acciones o cualquier tipo de valor.
• Ser socio o accionista de las entidades reguladas por la ley de mercado de Valores.
• Participar a cualquier título en la estructura financiera, adquisición, fusiones y escisiones de compañías.
• Realizar las actividades expresamente asignadas a los otros entes que regula la Ley de Mercado de Valores o la Ley General de Instituciones del Sistema Financiero.

Por el momento, no existen inconvenientes con la cita precedente de prohibiciones pero si hay diferencias que existen con la entrega tardía o incompleta de la información a las Calificadoras de riesgo, entre otras razones porque:

• Los emisores no entregan la suficiente información por un tema de confidencialidad a pesar del compromiso de reserva por parte de la calificadora.
• Calidad y uniformidad en la información proporcionada.
• Presión o influencia para obtener una calificación objetivo.

De lo que se concluye, que hace falta una revisión exhaustiva sobre qué se espera de las calificadoras de riesgo: una estandarización de las calificaciones con niveles internacionales, la parametrizacion básica requerida por el ente regulador en las metodologías nacionales internacionales aprobadas, si existe el numero adecuado de calificadoras para el tamaño del mercado, la reglamentación que exija al menos dos calificaciones para efectos comparativos, mejor desempeño del ente de control que asegure la calidad de información que las calificadoras procesan, un monitoreo asignado por el ente regulador o una evaluación no solicitada que permita constatar la robustez de la calificación asignada, entre otros.

De existir el compromiso por mejorar el desempeño del mercado de capitales y de las instituciones financieras en general, las calificadoras de riesgo como unidades de opinión técnica deben ser las de mayor precisión para convertirse en un referente en la toma de decisiones, transparentando información, sin llegar a crear distorsiones como las percibidas en los últimos hechos.

2 comentarios:

Ralph dijo...

Los bancos son unas instituciones-creo las únicas- dentro de un Estado de Derecho que tienen un privilegio de presentar unos balances(activos corrientes)muy por debajo de su deuda. Con esto, el gobierno puede intervenir y decir quien quiebra y quien no.

El gobierno de Correa dice que quiere eliminar a la partidocracia, oligarquía. Uno de los primeros pasos sería hacer que los bancos presenten unos balances como el resto de las empresas con fines lucrativos. Es decir que los fondos propios sean mayores que su deuda.

Jorge Augusto dijo...

Apreciada Escritora,
Veo como usted con mucho esfuerzo realizo su investigacion para escribir sobre este tema. Primero que todo mis felicitaciones en resaltar que las calificaciones de riesgo son analisis tecnicos e independientes sobre una institucion o un proceso. UNA OPINION basada en una metodologia y en las leyes y reglamentos de la superintendencia de bancos y la superintendencia de compañias.
Primero que todo, dejeme aclararle algo que no veo en su informe que es que la validez de las calificaciones son por un tiempo determinado y sobre una información especifica. Sobre una foto en un determinado tiempo. Cuando usted habla de la calificiación que dio Ecuability a Banco de los Andes es para el Periodo de 31 de Marzo del 2006 y la institucion fue cerrada por la SBS el 7 de Diciembre de 2006. Si usted reviso toda calificacion es valida por 6 meses por esta razon Ecuability no es responsable por lo que le haya pasado al Banco despues de expirada la calificación. Por que en su documento no menciona a la calificadora Humphreys que es la ultima calificadora de la entidad, con su informe de 30 de Junio, su calificacion estaba vigente y fue entregada justo dias antes del cierre de la entidad, o acaso eso no cuenta. Tambien le recuerdo que la calificacion más baja es E. AHORA ANALICE USTED quien se hace responsable cuando una institucion no tiene calificadora??? Me parece que el organo de control vuelve a caer en inconsistencias y busca chivos expiatorios para salir sin responsabilidad de estos temas. Ademas porque no le pregunta a la la SBS para quien nomas aplica el famoso sigilio bancario. Porque las calificadoras tambien estan dentro de ese secretismo que aplica el ente de control.
Ahora con respecto al caso de la Mutualista Benalcazar, me llama mucho la atención de que usted no haya investigado con mayor profundidad, Ecuability si dio una calificicion de E a Mutualista Benalcazar, pero el ente de control no la acepto aludiendo de que no tenia todo las documentacion, pero que mayor documentacion de que el ente de control declarara en rueda de presa sobre este cierre tecnico de la entidad financiera. Con todo la calificacion de Ecuability es hecho con informacion auditada a Diciembre del 2007. Esto quiere decir que al momento de la foto y en los meses en que se realizo el informe la institucion no tenia problemas tecnicos como lo menciona la super de Bancos, si usted hubiera investigado más el asunto se hubiera enterado que los ajustes con los cuales la Mutualista Benalcazar fue cerrada es con ajustes realiazados el mismo día 7 de Mayo dia en que cerro la institución, como ante estos ajustes realizados por el ente de control, puede una calificadora actuar??? Ante este tema solo la justicia sabra que pasó con la mutualista benalcazar. Ahora le pregunto, como la aplicacion de la misma metodologia puede tener tanta diferencia??? Si Mutualista Pichincha que tenia doble calificación saco la misma calificación que le otorgo Ecuability y la otra calificadora.
Con respecto al punto que usted habla sobre el capital de una empresa calificadora que "Según la Ley de Mercado de Valores las sociedades calificadoras se constituirán con capital pagado no inferior a $39,433.50." y la calificadora Humphreys solo tiene 14292 dolares de capital suscrito, no entiendo porque los entes de control no aplican la ley aqui. Si la calificadora no esta compliendo lo que manda la ley.
Y asi fue la que más se beneficio de la injusta sanción a Ecuability. Pero sabe usted porque aqui en el país no han entrado las otras dos calificadoras mundiales y solo esta Fitch??? porque como la normativa y las leyes las aplican los entes de control a su antojo y gusto y las leyes no son justas para todos o el ente de control espero que las calificadoras remplacen sus funciones de control entonces porque no le pregunta a Moodys y Standard and Poors porque no quieren entrar al mercado local. Espero la proxima vez que escriba sobre algo tan injusto como lo que le esta pasando a Ecuability que se gano su trabajo trabajando fuerte, invirtiendo en capital humano, en tecnologia y mejorando constantemente sus metodologias y procedimientos gracias al constante apoyo de sus socios internacionales y sus socios fundadores que por lo menos pregunte como fue el lado de las cosas para Ecuability.
Solo para curiosidad suya, sabe usted lo que es Credit Watch?? Pues le comento que Ecuability puso a Mutualista Benalcazar por el cambio en libro unico de cuentas ordenado por la SBS y la SBS sin razón ni fundamento no accepto esta herramienta internacional de advertencia al mercado.
Mi nombre es Jorge A. Mera y era funcionario de Ecuability, ahora estoy sin empleo porque la resolucion de superintendencia de Bancos nos prohibe trabajar en cualquier institucion del sistema financiero. Espero revise mas el caso.