English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 3 de julio de 2008

CNB en Ecuador

Implementados los Corresponsales No Bancarios en Ecuador, este artículo muestra la operativa entre el Banco y el agente, costos de transacción y demás detalles técnicos. Uno de los artículos con mayores visitas desde México y con links hacia otras webs.
Publicado por Revista GESTIÓN, Julio del 2008 Ver artículo

Mayo de 2008 se recogerá en la historia de los bancos del Ecuador como la fecha en que empezaron a funcionar los primeros Corresponsales no Bancarios (CNB) en el país, término técnico de lo que el Banco de Guayaquil llama los “Bancos del Barrio”. Es un esfuerzo para fomentar una banca más inclusiva, que permite la formalización y asesoría de sectores no bancarizados. El tema fue analizado desde un punto de vista teórico en GESTIÓN en marzo de este año (“Los corresponsales no bancarios disminuyen los costos”, número 165, p. 30). Resulta satisfactorio hacerlo ahora con un ejemplo concreto y mostrar el interesante giro de la estrategia de un banco concreto para abrir un nuevo canal.


Al mes de junio, el Ecuador tenía 24 bancos, cuatro mutualistas, 39 cooperativas y once sociedades financieras, dentro de los que se destaca el Banco de Guayaquil BG. En “Las 50 de Gestión”, el número de aniversario de esta revista, aparecido en junio, se dice que “el segundo banco más grande del país es el Banco de Guayaquil, seguido de cerca por el Pacífico y Produbanco. El Guayaquil ha emprendido un proceso de innovación de sus servicios bancarios, lo que hace prever que logrará un crecimiento sostenido y tal vez acelerado en este 2008”.

Un componente de ese proceso de innovación ––que se inició con el primer cajero multifuncional para realizar depósitos en efectivo o con cheques, con o sin tarjeta de débito–– es el sistema de “Banco del Barrio” o CNB, proyecto que vio la luz este mayo pero que, en realidad, según fuentes del propio banco, se inició en el 2006.

En la actualidad, el Banco de Guayaquil tiene 600.000 clientes activos, que cuentan con 140 oficinas y 526 cajeros en 44 de los 220 cantones del Ecuador, con lo pueden llegar a 69% de la población nacional. Cuenta con 21,8% del total de cajeros automáticos a nivel nacional, segundo en la red superado sólo por el Banco del Pichincha. Es interesante saber que 35% de sus transacciones se realizan en cajeros automáticos, 34% en las ventanillas bancarias y 17% en la banca virtual.
El Banco del Barrio

En mayo de 2008, el Guayaquil abrió los dos primeros locales con el servicio Banco del Barrio, ubicados el uno en Quito (Comisariato Lee, calles Jorge Garcés N63-66 y Gabriel Gutiérrez, en el Comité del Pueblo, regentado por doña Luz Marina Ganazhapa) y otro en Guayaquil (en el Comisariato Big Store, situado en Francisco Segura N° 808 y la 17, de don Sergio Morocho).

Son las dos primeras tiendas de los 350 establecimientos que el banco prevé incorporar este año. BG empezó con grandes tiendas de abarrotes, pero se prevé la incorporación de locutorios y farmacias de barrios, según declaraciones del vocero entrevistado para este artículo. En otros países, los CNB están presentes en ferreterías, bazares, tiendas de gasolineras y hasta los establecimientos de correos y loterías.

En todo caso, la meta del BG para el 2009 es abrir 650 nuevos puntos, con lo cual sumarían 1.000 CNB, aumentando significativamente su cadena de distribución, como un canal a un costo relativamente menor de los medios tradicionales (agencias o ATM). Esto no significa, sin embargo dejar los cajeros automáticos. “El banco seguirá ampliando su red de cajeros, instalando agencias/oficinas donde nos necesiten y a la vez incorporando un nuevo canal transaccional con los Bancos del Barrio”, aclara Claudia Loaiza, subgerente de Comunicación Corporativa del Banco de Guayaquil.

Según los expertos, con la aplicación de los CNB o “banqueros de barrio”, como los ha llamado el BG, se obtienen dos ventajas significativas sobre la banca virtual: primero, se mantiene el contacto con la gente, pues aún resulta difícil poder quejarse a una máquina, sea esta de acceso personal (una computadora PC) o de acceso público (ATM), y, segundo, permite la distribución de servicios bancarios a zonas recónditas del país, una vez superada la barrera de la transmisión de datos (vía telefónica, Internet u otras).

Los CNB del BG estarán claramente identificados en los barrios pues se les provee de una tolda azul con la leyenda “El banco del barrio”: no se puede negar que en una tienda de barrio la caja bancaria está rodeada de un entorno poco convencional.

La distribución de los CNB, según sus portavoces, atiende a un plan integral del Banco de Guayaquil, que busca cubrir zonas no bancarizadas por sus ATM o agencias, con lo cual priorizan la atención de solicitudes hacia sectores de interés y hasta toman la iniciativa de propuesta de incorporación de nuevos corresponsales para los sectores de desarrollo estratégico.

Sistema de inclusión

Para realizar sus planes, el BG creó una unidad especial a cargo de Juan Carlos Castelblanco, gerente del proyecto, responsable del proceso de selección, capacitación y soporte a los propietarios de los negocios que brinden el servicio.

Por ser un proyecto nuevo y aún no contar con estadísticas suficientes, el tiempo promedio de análisis y proceso de incorporación no fue definido. Su duración dependería del sector y tipo de establecimiento. Lo que se busca es la estabilidad y un nivel de afluencia importante al establecimiento barrial.

El proceso no es fácil, pues la selección debe ser rigurosa: para la asignación del primer local se analizaron más de 20 solicitudes.

Lo que el BG busca es que se trate del establecimiento más importante de la zona, que sea cliente del banco (aunque esto no es indispensable, ya que por la operación se lo incorporara como cliente) y que esté ubicado en un área no bancarizada.

Cumplidos los requisitos, verificados los mismos, entran a un proceso de calificación por parte de un oficial del área “Banco del Barrio” del BG.

Según Castelblanco, el número de solicitudes para convertirse en CNB ha superado significativamente las expectativas de la unidad que representa.

Costo de CNB y efectos para la institución financiera

La implementación de un ATM (cajero automático) le representa a una institución bancaria un costo entre $ 25.000 y $ 30.000, lo que, comparado al costo de $ 3.000 del terminal que se instala en los CNB, representa un ahorro significativo y eso sin tener en cuenta la mejora que significa la personalización del sistema.

Hay, claro, otros costos: el dueño de la tienda recibe capacitación gratuita por el Banco en un tiempo mínimo de una semana, con acceso a soporte constante por los cambios o mejoras que se puedan realizar al sistema. Además se adecua el local, se lo señaliza y dota de seguridades. Estos costos no fueron revelados por el entrevistado.

En todo caso, la ampliación con estos nuevos puntos de distribución, permitirán al BG llegar a puntos de acceso restringido a un costo menor, consolidando su lema de “Sólidamente a su lado”… sin el costo y riesgo del traslado del papel moneda.

Como la autora decía en el artículo de marzo, el sistema de CNB al bancarizar zonas de acceso limitado permitirá canalizar las remesas y facilitar el desarrollo del micro crédito en nuevos segmentos.

Servicios ofrecidos por CNB

En una primera etapa, el BG, con el pago por parte del usuario de una comisión de $ 0,30, permite realizar las siguientes transacciones:

• Retiros hasta de $ 100 (igual que en un ATM)

• Depósitos hasta de $ 200.

• Pagos de servicios básicos, cuya comisión lo asume la institución proveedora del servicio, según declaraciones del banco.


También se pueden realizar consultas generales de manera gratuita.

El hecho de poder realizar retiros y depósitos marca la diferencia de los servicios de “Pago fácil” implementados por Servipagos (del grupo financiero Produbanco) en algunos locales como tiendas y almacenes, donde solamente se pueden realizar los pagos de servicios básicos.

En una segunda etapa, el BG planea introducir la apertura de cuentas de ahorro y receptar solicitudes de crédito, permitiendo que sus servicios se aproximen a los de una agencia bancaria, recibiendo y entregando dinero, promocionando productos financieros, con atribuciones superiores a los ATM, lo cual es una ventaja para el usuario.

El flujo de dinero

La caja del establecimiento será el recurso que utilizará el banco para atender a sus clientes; es decir, el CNB utilizará el dinero de sus ventas y los depósitos para pagar los retiros que hagan los clientes de la institución financiera.

Si un CNB recibe un depósito de $ 100 de un cliente del Banco, incrementa su valor en caja, aumentando la liquidez del establecimiento, por lo que el sistema del banco realiza un débito en la cuenta del CNB y un crédito en la cuenta del cliente, quien requería el aumento del saldo de su ahorro. La comisión de $ 0,30 la recibe el CNB y la paga el cliente (Gráfico 1).



Si un CNB paga un retiro de $ 100 de un cliente del BG, disminuye su valor en caja, reduciendo la liquidez del establecimiento, por lo que el sistema realiza un crédito en la cuenta del CNB y un débito en la cuenta del cliente que requería el dinero y la actualización del saldo de su ahorro. La comisión de $ 0,30 la recibe el CNB y la paga el cliente (Gráfico 2).



El pago de servicios básicos como agua luz y teléfono funciona como un depósito solo que en la cuenta de la institución proveedora del servicio. El pago de la comisión lo asume la empresa proveedora del servicio (Gráfico 3).




El sistema funciona como un modelo de optimización del exceso de liquidez con que cuenta el establecimiento. No existe el riesgo de transporte de dinero como en las tradicionales ATM o agencias bancarias pues el monto de los retiros y depósitos es relativamente limitado y permiten compensarse, según el portavoz del BG.

Beneficios para los CNB

Los incentivos para la persona que asume el reto de seguir administrando su negocio y convertir su caja en un CNB están en la comisión de $ 0,30 que recibe por cada operación, de las cuales $ 0,25 le corresponden al banco y $ 0,05 al CNB. La utilidad estimada para los dueños de este tipo de negocios es “entre $ 40 y $ 45 al mes; es decir, entre 800 y 900 operaciones mensuales, que representa un incremento de 10% a 15% de sus ganancias normales”, de acuerdo con las proyecciones realizadas por el banco.

Sin embargo, su vocero manifiesta que las cifras de desempeño de los primeros puntos llegaron hasta 100 operaciones por día, es decir 3,000 mensuales, lo que permitiría superar con creces las proyecciones realizadas. Es probable que se trate de un incremento por la novedad que el sistema representa para sus usuarios, se dice conservadoramente en el BG. Las estadísticas reales podrán establecerse en el resumen del primer año.

Además hay otro gancho: el cliente puede transformar el retiro de su dinero en la compra automática de los productos que se expendan en ese establecimiento.

La experiencia en otros países de América Latina es que, en la mayor parte de los casos, los clientes realizan operaciones financieras cualquier día (incluidos domingos y festivos) y en el horario definido por el establecimiento comercial o CNB ubicado cerca del lugar de residencia o trabajo del cliente, permitiéndole ahorrar los costos de movilización hacia una agencia bancaria.

La institución financiera difunde el nuevo punto de distribución que a manera de “beneficio de marca” le permite a la tienda convertirse en el lugar referente de visita de los vecinos, quienes además de comprar los productos tradicionales pueden realizar operaciones bancarias, pagos de servicios básicos, entre otros.

Seguridad, transmisión de datos y regulación

Como ya se dijo, no se prevén mayores riesgos en el manejo del dinero. Los puntos hasta ahora implementados han sido en zonas urbanas donde la transmisión de datos es similar a las de las agencias o ATM. Sin embargo, cuando la cadena se extienda se prevé usar otros medios (telefonía fija, celular, Internet, etc) que permitan el encriptamiento de datos y la seguridad en las transacciones.

El Banco de Guayaquil se ha convertido con este proyecto en el referente en el Ecuador, siendo los únicos precedentes el innovador Lemonbank en Brasil, seguido por Procredit en Perú y el Banco Agrario en Colombia desde noviembre del 2006.

Considerando que puedan crearse nuevas redes de CNB por otras instituciones financieras, el BG no ha previsto contratos de exclusividad con estos corresponsales por la capacitación recibida, el reconocimiento del punto de distribución generado y el éxito comprobado del sistema.

¿Será el Ecuador testigo de mayores avances en áreas bancarias como el “Internet Banking”, el “Mobile Banking” (telefonía celular) y la Certificación Digital que permitan mayor agilidad en las transacciones a un costo mínimo? Ojalá sea así. Mientras tanto, el país cuenta ya con un sistema que acerca la comunidad a los servicios financieros, que permite aumentar la cultura del ahorro, que vuelve más efectivo el uso del tiempo y la asignación de recursos en la compra de bienes y servicios directamente a los comerciantes, donde la institución financiera se convierte en un facilitador del sistema transaccional.

8 comentarios:

Violet dijo...

Es un gran avance la existencia de los CNB en Ecuador ya que además de fomentar la cultura de ahorro en el país, es un medio cuyas ventajas beneficia a ambas partes.

Excelente artículo, felicitaciones!!

Mariela Méndez Prado dijo...

Gracias por tus comentarios. Somos testigos de avances en el área y eso es positivo para la comunidad.

Sandy Liliana dijo...

La implementación de los CNB da muestras de avance, es de mucha ayuda para las personas que se encuentran alejadas de sucursales bancarias. Dado que es nuevo sistema tomará un tiempo de adaptación.

Excelente artículo

Anónimo dijo...

cual es el porcentaje por transaccion que gana un CNB o cuanto dinero se le paga?

Mariela Méndez Prado dijo...

Esa informacion consta en el articulo:
Los incentivos para la persona que asume el reto de seguir administrando su negocio y convertir su caja en un CNB están en la comisión de $ 0,30 que recibe por cada operación, de las cuales $ 0,25 le corresponden al banco y $ 0,05 al CNB. La utilidad estimada para los dueños de este tipo de negocios es “entre $ 40 y $ 45 al mes; es decir, entre 800 y 900 operaciones mensuales, que representa un incremento de 10% a 15% de sus ganancias normales”
El Banco de Guayaquil que lo implemento el año pasado promueve la adhesion en www.bancoguayaquil.com

Anónimo dijo...

Buen negocio! Los bancos consiguen un empleado sin sueldo y sin ningun tipo de relación laboral. mientras que el tendero es el responsable de todo, imaginense 5 centavos por transacción, que miseria y la gente a de pensar que los 30 centavos se los quiere coger el dueño de la tienda. Como siempre los únicos que hacen dinero son los banqueros

Anónimo dijo...

SRES DE LA CNB, Y BCO. GUAYAQUIL NO SEAN TAN DESCARADOS, DESCONCIDERADOS,EGOISTAS,COMO PUEDEN ENGAÑAR A TODOS ESTOS PEQUEÑOS COMERCIANTES HACIENDOLES CREER QUE VAN A TENER UNA BUENA RENTABILIDAD COMO SON CAPACES DE ABUZAR DE LA INGNORANCIA DE ESTAS PERSONAS, CUANDO LO QUE LES PUEDEN PROBOCAR SON MAS ASALTOS YA QUE LES LLAMAN LA ATENCION A LOS DELICUENTES POR SER UN BANCO Y TODO POR UN MISERO SUELDO DE $40.00 HASTA $100 ES MISERABLE.
QUE VERGUENZA QUE ESTOS TIEMPOS EN EL ECUADOR EXISTA FINANCIERAS EXPLOTADORAS, CUANDO LO MAS LOGICO SERIA QUE LE PAGUEN A ESA PERSONA UN SUELDO BASICO Y TODOS LOS BENEFICIOS DE LEY O A SU VEZ UNA COMISION DIGNA YA QUE VA A DEDICAR SU TIEMPO A ESE TRABAJO.

COMO SIEMPRE ESTE PAIS LOS BANQUEROS TIENEN SU LEY


LA LEY EMBUDO

Anónimo dijo...

SRES DE LA CNB, Y BCO. GUAYAQUIL NO SEAN TAN DESCARADOS, DESCONCIDERADOS,EGOISTAS,COMO PUEDEN ENGAÑAR A TODOS ESTOS PEQUEÑOS COMERCIANTES HACIENDOLES CREER QUE VAN A TENER UNA BUENA RENTABILIDAD COMO SON CAPACES DE ABUZAR DE LA INGNORANCIA DE ESTAS PERSONAS, CUANDO LO QUE LES PUEDEN PROBOCAR SON MAS ASALTOS YA QUE LES LLAMAN LA ATENCION A LOS DELICUENTES POR SER UN BANCO Y TODO POR UN MISERO SUELDO DE $40.00 HASTA $100 ES MISERABLE.
QUE VERGUENZA QUE ESTOS TIEMPOS EN EL ECUADOR EXISTA FINANCIERAS EXPLOTADORAS, CUANDO LO MAS LOGICO SERIA QUE LE PAGUEN A ESA PERSONA UN SUELDO BASICO Y TODOS LOS BENEFICIOS DE LEY O A SU VEZ UNA COMISION DIGNA YA QUE VA A DEDICAR SU TIEMPO A ESE TRABAJO.

COMO SIEMPRE ESTE PAIS LOS BANQUEROS TIENEN SU LEY


LA LEY EMBUDO