English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 5 de junio de 2008

Invertir o INVERTIR

En la serie de artículos sobre finanzas personales, se aborda la necesidad de ahorro y la búsqueda de fuentes de inversión seguras y rentables que permitan un crecimiento de la riqueza individual, aportando al manejo eficiente de recursos personales.

Publicado por Revista Industrias, Julio 2008 Ver artículo

Generalmente se busca una recomendación sobre en qué invertir, orientada a “hacerse más rico” o al menos mantener el poder adquisitivo de los valores acumulados; es decir, a la necesidad de que sus ahorros produzcan y/o puedan ser protegidos.


No existe una respuesta única sobre la mejor oportunidad para invertir porque todo dependerá de sus necesidades de liquidez (contar con el dinero en cualquier momento), rentabilidad (si sólo ahorrar a tasas superiores a la inflación o generar mayor riqueza) y lo más importante es definir perfil de inversión: adverso, propenso o neutral al riesgo.

Los estudios empíricos muestran que las personas jóvenes son “propensas” y que con el tiempo, bajo el criterio de preservación de recursos y posibilidad de producir menos, los perfiles se vuelven “adversos”; sin embargo, hay un factor determinante en esa evolución y eso es el nivel de riqueza: destinar USD 5,000 a una inversión de cualquier tipo significará más para alguien que tenga niveles de riqueza alrededor de USD 60,000 que para los que superan los USD 600,000.

Ante todo el ahorro debe ser un hábito desde muy jóvenes, acostumbre a ahorrar Mínimo un 10% de sus ingresos. Ello le permitirá contar con una reserva ante eventualidades y generará un hábito que le hará más fácil contratar su fondo de pensiones, tan importante en una sociedad planificadora. Piense que entre los cuarenta y cincuenta años promedio, la intensidad dedicada al trabajo empieza a disminuir por factores naturales como el deseo de disfrutar una vida más relajada, pasar más tiempo con la familia y hasta la búsqueda de actividades de realización. En algunas sociedades empiezan más temprano.

La mejor forma de generar riqueza es desarrollando una actividad productiva, pregúntese en qué es bueno y trate de crear una empresa, no importa la escala, que además de generar ganancias le sea gratificante llevarla. Si la respuesta no llega rápidamente mire alrededor oportunidades de oferta de bienes y servicios innovadores o de mercados que aún no estén saturados, siempre hay espacio y si tiene el capital o desea inclusive pedir prestado puede hacerlo, contratando a terceros que sepan como llevar el negocio.

Si lo suyo es la gestión pasiva, orientada básicamente a ofrecer su dinero para que otros asuman el riesgo del negocio, entonces puede pensar en invertir en acciones asegurándose que sean LÍQUIDAS (suficientes compradores y vendedores al momento de la venta), que las proyecciones de rentabilidad sean técnicamente sustentadas, mas allá de las promesas comerciales. En mercados como el nuestro, ver resultados significativos demandará un mínimo de dos años, por lo que es altamente recomendable que esos recursos no los requiera inmediatamente.

En el mercado se ofrecen productos financieros de titularización de inmuebles, carteras de crédito, etc.; hay notas de crédito, bonos y otros papeles de renta fija que ofrecen rentabilidades superiores a los depósitos a plazo o fondos de inversión en los que tradicionalmente se invierte.

Si ese es el caso, busque un broker de la casa de valores de su confianza para que pueda iniciarse en la compra-venta de productos financieros en la bolsa. El mercado bursátil lo hacemos todos y es un buen medio de desintermediación financiera.

Es importante recordar, que si se decide por los documentos negociables, le aseguren que existirá la cantidad suficiente de compradores para cuando usted decida venderlo no deba ofrecer descuentos que aseguren hacerlo efectivo rápidamente pues ello afectaría su rentabilidad esperada.

También hay la posibilidad de buscar bienes inmuebles o activos que en la compra-venta puedan generar beneficios, pero una vez más, su decisión dependerá si desea desarrollar la actividad por su cuenta o contratando a terceros y esta opción encajaría en el desarrollo de una actividad productiva, en menor o mayor escala.

Si el dinero que tiene en sus manos es algo extra que está pensando en donde invertirlo y además tiene deudas por cubrir, recuerde que generalmente la tasa a la que podría ahorrar es inferior a la que contrajo la obligación; por lo que es más eficiente liquidar sus deudas, siempre y cuando tenga la línea de crédito abierto para utilizarlo en una futura oportunidad de inversión; de lo contrario, es mejor esperar hasta que se presente y ahorrarlo en un fondo de inversión al menos.

Pero si lo suyo es la emoción y tiene dinero suficiente, alrededor de USD 5,000 o más, que no le representa mayor sacrificio, piense en la opción de actuar usted mismo como “Gestor de Inversiones” vía online, ya en diversas páginas web se pueden hacer transacciones sobre tipos de cambio, opciones, etc. Hay herramientas amigables desarrolladas para no expertos que le permiten abrir cuentas demo para practicar hasta que se sienta seguro y se anime a abrir una cuenta real.

Esta opción podría convertirse en su hobby con el cual iniciará un proceso de especialización en mercados financieros, incrementando inclusive sus niveles de ingresos. Imagine sus primeras clases de football, danza, tennis, etc. los niveles de desempeño dependerán de sus niveles de aplicación. Conocidos, amigos y hasta alumnos en clases lo practican y comentan de ganancias de toda escala. Usted decide…

Cualquiera que sea su posición lo más importante es diversificar, distribuir su dinero en varias actividades que le impidan concentrar todos sus recursos y exponerlo a la pérdida de sus ahorros por las sorpresas que puedan presentarse, riesgos inherentes a la actividad.

A todas estas recomendaciones generales, es preciso recordarle no sólo pensar en el dinero: Algunos se concentran en cómo hacerlo crecer y olvidan disfrutar la vida hoy junto a quienes quieren. Con mesura haga lo que siempre soñó, compartiendo con ellos un viaje, un activo que disfruten en conjunto y que creando momentos gratificantes: de mayor valor aún, pueden ser tan renovadores que lo inspiren luego a encontrar una verdadera vocación de vida y con ello el dinero desempeñará su verdadero rol como “medio de pago”….

6 comentarios:

JJPRADO dijo...

Mariela,
Veo temas interesantes en tu blog... Lo iré leyendo.
Te adjunto el link de mi blog por si quieres ver algo de economía y negocios.
WWW.ECONECUADOR.BLOGSPOT.COM
EN LOS BLOG DEL COMERCIO SE LLAMA "ECONOMIA DESCOMPLICADA".
SALUDOS.

Marcelo Cedeño Guadamud dijo...

En pocas palabras y con tanta precisión usted escribió este blog.. Me parece muy interesante esa información que esta literalmente apta para todos.. Ojalá exista la posibilidad de recibir alguna clase suya para empaparme más, de las mejores fuentes para realizar algún movimiento financiero en el futuro...
Soy estudiante de Economía (ESPOL)
Felicidades...

Anónimo dijo...

leer este artículo me recordó como me sentía en las clases que tuve en la universidad, cada concepto escrito aqui desempolvó lo aprendido, me alegra saber de este foro , donde puedo mantenerme enterada de cosas que en un momento se volvieron ajenas a mí
Excelente , ojalá hay mayor concurrencia y mayor frecuencia

Juan Pilas dijo...

Se puede iniciar una cultura de abrir los capitales, mediante el pago de las utilidades o parte de ellas en acciones

H. Charles dijo...

Hola, me parecio excelente los comentarios de finazas con respecto a los temas de inversores y portabilidad numerica en los celulares.
Me pregunto si tambien lo realizas en un diario de circulacion de la costa???

Mariela Méndez Prado dijo...

En efecto escribí algunos artículos en diarios, el de portabilidad como columnista invitada en El Universo, otros en El Financiero, Comercio, etc... por ahora estoy en Revista Gestión.

Agradezco tu comentario.